Desayunos de trabajo

"La brecha política que generaría una ruptura del Euro sería insoportable"

  • Álvaro Nadal
    Secretario de Estado y director de la oficina económica del Presidente del Gobierno
    Martes, 24 de Julio del 2012
    World Trade Center, Barcelona

    Pese a que la situación económica actual es compleja, afortunadamente España cuenta con una estabilidad política y social que permite al Gobierno actuar de manera rápida. “No podemos perder el tiempo, hay que tomar decisiones”, así lo afirmó Álvaro Nadal, secretario de Estado y director de la oficina económica del Presidente del Gobierno, en el Desayuno de trabajo CEDE, patrocinado por Telefónica y Aqualogy, que tuvo lugar este martes 24 de julio en el World Trade Center de Barcelona. Nadal abordó en su conferencia multitud de temas relacionados con el contexto económico actual a nivel español y a nivel europeo. El acto fue presentado por Ramon Adell, vicepresidente de CEDE, mientras que Manuel Gago, secretario general de CEDE, moderó las preguntas de los asistentes y de los internautas que siguieron el desayuno por Internet.

    Álvaro Nadal inició su ponencia situando a los presentes en el momento actual, explicando las razones por las cuáles el Euro se estableció como moneda única en la Unión Europea. La unión monetaria europea fue necesaria para paliar la pérdida de los sistemas de cambios fijos entre países y para crear un mercado interior sólido. No obstante, es discutible si se realizó de la manera más correcta. “No es una zona monetaria óptima, no funciona” señaló el secretario de Estado que realizó, en este punto, una comparación de la zona Euro con el dólar norteamericano muy ilustrativa. Estados Unidos se caracteriza por una enorme flexibilidad de precios, una amplia movilidad de la mano de obra y por tener una autoridad bancaria única. Europa, por su lado, cuenta con unos precios muy rígidos, una población no acostumbrada a la movilidad y una descentralización bancaria que impide que la zona monetaria funcione de manera eficiente. Estas diferencias nos han llevado a la situación actual, “hemos vivido demasiado bien sin tener en cuenta estos agujeros”, sentenció Nadal.

    Según el punto de vista de Nadal, “en España no hubo una burbuja inmobiliaria, hubo una burbuja de crédito”. Si bien es cierto que el precio de los inmuebles subió, esto fue debido a que parte del crédito fue dedicado a comprar vivienda. Sin embargo, el problema actual del crédito en nuestro Estado tiene un origen mucho más allá de nuestras fronteras. Este viene provocado por el sistema europeo de deuda que favorece que el ahorro de los países de la Europa central se use para prestar a la periferia y que los intereses devueltos por ésta sean usados para el crecimiento de la primera.

    En relación a la crisis de la unión monetaria europea, Álvaro Nadal añadió que esta se ve agravada por la crisis griega, ya que “todo el mundo piensa que el Euro puede romperse” y esto genera incertidumbre en los mercados de inversión. Volviendo a la necesidad de un área monetaria óptima el ponente apuntó que para ello seria necesario conseguir una estabilidad presupuestaria, realizar reformas estructurales a nivel de cada país y a nivel europeo para ganar flexibilidad y competitividad. El problema es que en la actualidad estas medidas no serian suficientes “hay que dar una señal clara de que el Euro va a resistir” y por tanto se van a llevar a cabo a nivel comunitario dos cuestiones más: la creación de una autoridad central económica europea y la implantación de instrumentos de liquidez a muy corto plazo que sirvan para calmar las inversiones.

    El secretario de Estado y director de la oficina económica del Presidente del Gobierno finalizó exponiendo sus ideas acerca de los consensos políticos en España. Nadal afirmó que el gobierno asumirá sus responsabilidades y tomará decisiones “muy rápido” porque “la situación es muy crítica” y si es necesario lo hará incluso en solitario ya que, en muchas ocasiones, “nadie quiere mojarse”. También añadió que pese a que todas las medidas que está tomando el gobierno tienen una gran responsabilidad social, la ciudadanía española ha tenido una reacción positiva “que ya quisieran en muchos otros países”. Álvaro Nadal concluyó su conferencia recalcando la importancia de mantener la unión monetaria europea y calificó un posible fracaso del Euro como “un desastre” porque no sólo nos quedaríamos sin moneda, también perderíamos el mercado interior y el concepto Europeo. “La brecha política que generaría una ruptura del Euro sería insoportable”.

    En el turno final de preguntas, que fue moderado por Manuel Gago, secretario general de CEDE, se trataron muchas variadas cuestiones como la posible soberanía única europea, las medidas antifraudes, la regularización fiscal, el déficit estructural español o el caso Bankia.

    Documentos adjuntos

    Galería

    Vídeos