Desayunos de trabajo

Cristina Narbona señala que España debe apostar por la mejora de la calidad ambiental y ser más exigente en el uso de sus recursos

  • Cristina Narbona
    Ministra de Medio Ambiente
    Jueves, 8 de Julio del 2004
    Hotel Ritz de Madrid
    La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha anunciado que su Ministerio implantará una política de compras públicas que dé prioridad a las empresas que asuman criterios de responsabilidad social y ambiental. Narbona también se ha comprometido a llevar más agua a Murcia y Valencia durante el 2005, al margen del Plan Hidrológico Nacional, y se ha lamentado de las prisas que hay ahora en España al no haber actuado antes para cumplir el protocolo de Kyoto sobre emisiones contaminantes. Estas afirmaciones las realizó durante el Desayuno de Trabajo de CEDE, celebrado el 8 de julio en el Hotel Ritz de Madrid, y que fue seguido a través de videoconferencia desde Barcelona, Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Girona y Murcia. Presentó a la invitada Isidro Fainé, presidente de CEDE, y la moderación del coloquio la efectuó Pilar Gómez-Acebo, presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias.  

    La nueva política de compras públicas impulsada por el Gobierno español dará 'absoluta prioridad a las empresas que asuman criterios de responsabilidad social y ambiental, como son la aplicación de códigos de conducta establecidos o las eco auditorias', según afirmó la ministra de Medio Ambiente Cristina Narbona ante los directivos de las entidades confederadas a CEDE.

    Durante la conferencia titulada 'Responsabilidad social de las empresas; las exigencias ambientales', y en el posterior coloquio, Cristina Narbona también se comprometió a 'aumentar el agua en Valencia y Murcia en el 2005', sin la necesidad de transferir agua del Ebro, tal y como estipulaba el Plan Hidrológico Nacional (PHN) que actualmente se ha derogado, y aprovechando las plantas de desalación y la modernización de regadíos. La Ministra de Medio Ambiente recordó que, en el caso concreto de Murcia, esos dos temas se han considerado como urgentes en el decreto-ley que ha derogado el trasvase del Ebro.

    Retrasos ante Kyoto

    Sobre el cumplimiento del protocolo de Kyoto para reducir las emisiones de gases contaminantes, la Ministra de Medio Ambiente se ha lamentado del retraso de la administración y las empresas en prepararse para poder conseguir que en el periodo 2008-2012 reducir en un 15% las emisiones anuales de CO2. De todos modos, ha agradecido 'la colaboración de los sectores empresariales, sindicales y las ONG para preparar la propuesta del Plan Nacional de Derechos de Emisión y, así, poderla entregar a tiempo a la Comisión Europea', con lo que se ha evitado la posible penalización de la Unión Europea por no cumplir los requisitos adecuados.

    Sobre la existencia de los derechos de emisión contaminante para las empresas, la Ministra de Medio Ambiente considera que 'el truco está en conseguir que el pago de esos derechos sea más caro que la inversión en tecnología para reducir las emisiones contaminantes'.

    Sobre la responsabilidad social de las empresas, Narbona cree que debe estar acompañada por la misma actitud desde la administración. Es necesario, ha dicho la Ministra, tener claro el rumbo a seguir, y ése pasa por 'mejorar la calidad ambiental y ser un país más eficiente en el uso de nuestros recursos'. Una de las asignaturas pendientes del gobierno que Cristina Narbona quiere recuperar es la creación de una regulación de responsabilidad civil por daños ambientales, algo que actualmente sólo se contempla por la vía penal.

    Las palabras de Cristina Narbona se han producido en el seno de su intervención y, también, a raíz del posterior coloquio con los asistentes en Madrid y, por videoconferencia, en Barcelona, Barcelona, Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Girona y Murcia.

    Galería