Desayunos de trabajo

Duran i Lleida apela a la responsabilidad de los políticos en España ante el actual debate territorial y económico

  • Josep Antoni Duran i Lleida
    Secretario general de CiU
    Jueves, 6 de Abril del 2006
    Madrid
    Así se desprende de las declaraciones formuladas por el secretario general de Convergència i Unió (CiU), Josep Antoni Duran i Lleida, durante el Desayuno de Trabajo CEDE celebrado en Madrid el jueves 6 de abril. Duran dio un mensaje tranquilizador después de la aprobación del Estatuto catalán en el Congreso y aprobó la no exclusión de fuerzas políticas en el diálogo que se inicia después del alto el fuego permanente de ETA. Sobre la reciente reforma fiscal, el representante de CiU cree que hay una falsa reforma del Impuesto de Sociedades, e igual de falsa es la reforma laboral que quiere el Ejecutivo antes del 1 de mayo. El acto fue presentado por el vicepresidente de CEDE y presidente de la Asociación Española de Directivos (AED), Ramón Adell, y lo moderó el presidente de la Comisión para el Desarrollo de la Función Directiva de CEDE, José Manuel Morán. Posteriormente, participaron en el coloquio por videoconferencia los asistentes en las ciudades de Barcelona, Palma de Mallorca, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Sevilla y Girona.  

    Ha mejorado el entorno en España con el anuncio del alto el fuego permanente de ETA, pero aún deben mejorar temas como la política territorial o la económica. El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, reconoce que en Catalunya no se ha hecho correctamente todo lo que se debía en la política de elaboración del Estatuto, sobretodo por el papel de algunos políticos que ha provocado tensiones en el debate territorial. Pero tampoco han ayudado algunos homólogos españoles, algunos medios de comunicación y ciertos sectores de la iglesia.

    De todos modos, Duran remarcó durante el Desayuno de Trabajo CEDE que 'nadie debe preocuparse. Ni España se va a desintegrar ni Catalunya tiene voluntad de separarse'. De hecho, remarcó que no porque el 90% del Parlamento catalán aprobase el Estatuto significa que el 90% de los catalanes crean que Catalunya es una nación. Además, recordó que muchas Comunidades Autónomas copiarán miméticamente dicho Estatuto, sobretodo en los aspectos de la financiación. La participación de Catalunya en el desarrollo de España la volvió a reclamar al considerar positivo que su grupo entrase en algún momento a formar parte del Gobierno español. De momento, pidió al Ejecutivo que afiance la colaboración con CiU, porque los actuales socios del PSOE no dan la confianza necesaria.

    En cuanto al nuevo escenario después del anuncio de ETA, el representante de CiU cree buena la apuesta del Presidente del Gobierno de no excluir a ninguna fuerza política en el diálogo, aunque considera básica la colaboración entre el ejecutivo español y el vasco. Sobre el papel de Herri Batasuna en este proceso, Duran cree que dicho partido 'tiene cierta ansiedad para estar en las instituciones, pero cada cosa tiene sus propios pasos'.

    En lo que sí que se debe mejorar es en la política económica actual. El secretario general de CiU cree que son falsas tanto la reforma del Impuesto de Sociedades como la reforma laboral que quiere hacer el Gobierno español antes del 1 de mayo.

    Mantener las deducciones clave

    La falsedad de la reforma del Impuesto de Sociedades, según Duran i Lleida, se demuestra con la supresión de las deducciones que ha presentado el Gobierno español. Dicha supresión hace que el tipo del 30% presentado por el Gobierno acabe siendo igual o superior. La propuesta de CiU es que el tipo impositivo sea del 25%, como ocurre en el resto de Europa, y que se mantengan deducciones clave como son, por ejemplo, la inversión en I+D+i.

    Sobre el nuevo IRPF, el partido de Duran apuesta por mantener la fiscalidad de los fondos de pensiones, potenciar la hipoteca inversa y, sobretodo, que dicho impuesto sirva como medida para estimular la vivienda de alquiler.

    En cuanto a la reforma laboral que quiere presentar el Gobierno, el secretario general de CiU considera que es falsa porque no asegura la estabilidad necesaria para potenciar la exportación i la competitividad. A ello ayudaría una flexibilidad necesaria en el mercado de trabajo, o facilitar a las empresas el invertir en formación como valor añadido.

    Otros aspecto a mejorar son la política familiar y de educación. En el primer caso, estando España a la cola de Europa, se debe actuar más para reconciliar la vida personal y laboral, tanto para mujeres como para hombres. Así, dijo Duran, se evitará que la baja natalidad no haga de España un país caduco. El secretario general de CiU también cree importante un gran pacto de Estado en educación, aunque lo considera complicado porque, dijo, posiblemente si el PP vuelve al poder volverá a cambiar la Ley de Educación que aprobará el actual Gobierno, la cual sustituye a la aprobada por el anterior Gobierno del PP.

    En clave local, Duran i Lleida pidió elecciones anticipadas en Catalunya, ante la incapacidad de gobernar que han demostrado algunas fuerzas políticas del Tripartito. Además, cree necesario el entendimiento entre CiU y PSC para grandes cuestiones como el tema territorial y las infraestructuras.

    Galería