Desayunos de trabajo

"La energía más limpia es la que no se consume"

  • Honorato López Isla
    Vicepresidente primero y consejero delegado de Unión Fenosa
    Jueves, 9 de Octubre del 2008
    Madrid
    El desafío energético, que constituye una de las palancas de crecimiento empresarial más determinantes, también ha recibido el impacto de la crisis económica que nos acecha. Honorato López Isla, vicepresidente primero y consejero delegado de Unión Fenosa, ha explicado algunos de los retos a los que se enfrenta el sector en su intervención en el Desayuno de Trabajo de CEDE realizado el 30 de octubre en Madrid. El acto fue presentado por Ramón Adell, vicepresidente de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, y moderado por Manuel Gago, miembro de la Junta Directiva de CEDE y presidente del Consejo Directivo de AED Madrid. Posteriormente, participaron en el acto a través de videoconferencia los asistentes en las ciudades de Barcelona, Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca y Bilbao.   (Tiempo estimado de lectura: 3 minutos)

    El sector energético tiene una influencia decisiva en el desarrollo de la sociedad. Honorato López Isla partió de esta premisa para desmenuzar algunas de las claves que explican su situación en la actualidad. El mundo de la energía no vive ajeno al contexto de recesión económica que nos rodea y también se ha visto afectado por el clima de desconfianza existente.

    Tranquilidad y prudencia para afrontar la crisis

    “Está claro que, en el entorno actual, debemos ajustar las inversiones, pero lo más importante es asumir la crisis con tranquilidad”. De esta forma, el vicepresidente de Unión Fenosa apeló a la “prudencia” para franquear la recesión con garantías de éxito en el futuro. Según él, en el sector energético las cosas no se cambian “de un día para el otro” y se requiere de paciencia y constancia para llevar a cabo los proyectos de futuro.

    López Isla explicó las claves de la realidad física del sector para vertebrar su intervención. “Hay tres verdades inapelables: cada vez se necesita más energía, la mayor parte de ella procede de los combustibles fósiles y se requieren grandes infraestructuras e inversiones”. Estas realidades se deben afrontar, según el vicepresidente de Unión Fenosa, con “eficiencia y tecnología”.

    Apuesta por los cambios de hábitos

    Para ser eficientes en el uso energético, es necesario tomar conciencia que la energía “no es abundante ni barata”. Honorato López Isla ilustró esta necesidad con el lema que Unión Fenosa ha promocionado durante años: “La energía más limpia es la que no se consume”. Para alcanzar una situación que optimice los recursos disponibles, se deben alterar los hábitos, realizar campañas de concienciación y “exigir” a las empresas un cambio en sus conductas.

    Así, pues, la implicación de todos los actores es imprescindible para plantear los desafíos energéticos con garantías de éxito. Es la misma voluntad que debe guiar a las empresas a combatir el problema mundial de las emisiones de CO(2). “El CO(2) no puede convertirse en un negocio, no debe comercializarse”, afirma López Isla.

    Otro de los caballos de batalla del sector energético es la apuesta por las energías renovables. Según Isla, es conveniente utilizar todas las energías disponibles pero con “racionalidad económica”. Para el vicepresidente de Unión Fenosa, se deben “invertir esfuerzos en todas las energías” a través de un único planteamiento posible: eficiencia y tecnología.

    Galería