Desayunos de trabajo

Estamos en la situación idónea para solicitar ayuda

  • Josep Piqué
    Presidente del Círculo de Economía
    Martes, 18 de Septiembre del 2012
    Hotel InterContinental Madrid. Paseo de la Castellana, 49. Madrid

    Josep Piqué, presidente del Círculo de Economía, fue el ponente invitado del Desayuno de Trabajo CEDE celebrado el pasado 18 de septiembre en el Hotel Intercontinental de Madrid. Piqué empezó y finalizó su conferencia resaltando la misma conclusión: la necesidad de que España pida ayuda económica a la Unión Europea, “estamos en la situación idónea para solicitar ayuda”, ya que “con nuestras propias fuerzas difícilmente podremos hacer frente a los retos que tenemos”, señaló el ponente. A esta afirmación añadió que el hecho de pedir ayuda no tiene que ser necesariamente negativo y que “si se hacen las cosas bien también podemos tener resultados positivos”. El evento, patrocinado por Telefónica y Aqualogy, fue presentado por Manuel Teruel, presidente del Consejo Superior de Cámaras y miembro del Senado de CEDE, mientras que Pedro Navarro, vicepresidente de CEDE, se encargó de moderar el turno de preguntas.

    El presidente del Círculo de Economía estructuró su intervención en dos partes bien diferenciadas, pero relacionadas estrechamente entre sí. Por un lado, trató el tema de los cambios geoestratégicos que se están produciendo de manera vertiginosa y profunda en la actualidad y, por otro lado, abordó la situación económica en la que se encuentra el mundo occidental que está, en gran medida, propiciada por la geoestrategia.

    Según Josep Piqué, Occidente está perdiendo la hegemonía mundial. Esta afirmación puede parecer un poco “agresiva”, pero es que el mundo no ha sido siempre dominado por Occidente. Llegados a este punto, Piqué puso en contexto a los asistentes y repasó diferentes etapas de la historia para demostrar este hecho hasta llegar al momento actual. Hoy en día, la hegemonía mundial se ha trasladado de los países del Norte hacia los del Sur y del Oeste hacia el Este. “Ahora el meridiano central está situado en el estrecho de Malaca”, concluyó Piqué.

    Sin duda, estamos ante una nueva era y Occidente debe asumir que ya no ocupa un lugar privilegiado, “en términos empresariales y también políticos hay que asumirlo y contemplar el mundo desde esa nueva realidad y en el caso de España eso es evidente”, indicó Piqué. El ponente señaló que, además de Estados Unidos, el continente asiático y africano son dos territorios clave a los que se debe prestar atención en estos momentos. Finalmente añadió que la crisis económica actual, de la cual habló sobre sus causas y consecuencias, es un proceso paralelo a la pérdida de protagonismo mundial de Occidente y que lo agudiza de manera directa.

    A continuación Josep Piqué se centró en los efectos de la crisis económica en España, afirmando que el primer problema del país es la deuda acumulada durante años. Por un lado, el sector privado no financiero acumula una deuda de apalancamiento que en este momento ahoga el tejido productivo y también a las familias. “Lo único que se puede hacer es desendeudarse”, no obstante, es un proceso lento, se prevé que para recuperar una cierta normalidad habrá que esperar hasta el 2016 o el 2017. Por otro lado desde el sector privado financiero no se supo reconocer la realidad y “ahora está aquejado de males muy serios” y en estos momentos necesita financiación, es decir su comportamiento es justamente inverso a como debería ser. Por último, el sector público está excesivamente endeudado y el primer objetivo del gobierno debería ser la reducción del déficit con medidas económicas que fomentaran el ahorro público y privado.

    La conclusión de Josep Piqué fue clara y concisa, ya que de aquí a final de año el estado español requiere 100.000 millones de euros y para el año 2013 se calcula que se necesitaran alrededor de 300.000. Cuanto antes se tomen medidas ante esta situación, mejor, ya que la situación no mejorará, por lo tanto, “la apelación de ayuda política es inevitable.”, afirmó Piqué. Sin embargo, España no debe pedir un rescate necesariamente a la griega o a la portuguesa, la apelación a los recursos del fondo de estabilización puede ser una buena decisión. Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, ha exigido a España que en caso de necesitar ayuda la debe pedir oficialmente, este hecho según Piqué, está marcando el camino que debería seguir el país.

    En el turno final de preguntas, que fue moderado por Pedro Navarro, vicepresidente de CEDE, se abordaron de manera amplia todos los temas tratados a lo largo de la ponencia. Al finalizar el Desayuno, Manuel Gago, secretario general de CEDE, recordó la fecha de la Jornada de Directivos CEDE que tendrá lugar el próximo 18 de octubre y anunció que llevará por título “Liderando sin fronteras”.

    Documentos adjuntos

    Galería

    Vídeos