Desayunos de trabajo

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, invitado de un Desayuno CEDE

  • Gonzalo Gortázar
    Consejero delegado de Caixabank
    Jueves, 12 de Noviembre del 2015
    Hotel Melià Sarrià de Barcelona

    “El sistema financiero ha superado un momento crítico. En España se han hecho muchas reformas y a pesar de todo esto, existen dificultades y cada entidad debe encontrar su propio camino”

    Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank,  fue protagonista de un nuevo desayuno de trabajo organizado por CEDE, en el Hotel Melià Sarrià de Barcelona, donde compartió su punto de vista sobre la situación del sector financiero y de la importancia social de la banca.

    El desayuno arrancó con una felicitación al sector por la labor realizada durante este periodo en el que lo que se ponía en cuestión era la supervivencia del sistema financiero, manteniendo una fuerte capitalización, una buena posición de liquidez y protegiendo a los accionistas para evitar la recapitalización masiva. “Este ha sido el listón durante muchos años, pero cuando la situación se normaliza no se puede seguir usando una estrategia de supervivencia únicamente. Creo que ahora toca alcanzar nuevos listones; reestablecer la confianza y alcanzar una mayor rentabilidad”, explicó el consejero delegado.  

    Hablando de confianza, el directivo señaló como tan solo un 28%  de los ciudadanos confía actualmente en las instituciones financieras, lo que dificulta al sector a tener una rentabilidad sostenible.  

    “Tenemos el viento en contra, nuestro margen financiero viene de nuestros activos y nuestros pasivos. Los pasivos son tradicionalmente la fuente de la rentabilidad de una entidad financiera, con los tipos de interés actuales no nos dan rentabilidad. Tenemos una economía que crece al 3% pero los saldos crediticios bajan desde septiembre en torno al 4%, toda una paradoja. Por otro lado, la nueva producción crece muy fuerte, siendo estas muy buenas noticias”, aseguró el directivo.  

    Gortázar quiso destacar las medidas del Banco Central Europeo introduciendo liquidez en el sistema y favoreciendo así que el crédito se reduzca y tenga mayor disponibilidad, haciendo que los niveles diferenciales sean menos atractivos para las entidades en el entorno de la rentabilidad, pero más atractivos para los clientes. “El sistema financiero ha superado un momento crítico. En España se han hecho muchas reformas, a pesar de todo existen dificultades y cada entidad debe encontrar su propio camino. Nosotros hemos encontrado el nuestro a través de nuestra apuesta por la escala, por la tecnología y por la oferta de nuestro programa de servicios financieros”, afirmó Gortázar.

    Galería

    Vídeos