Desayunos de trabajo

"Hay que encontrar el equilibrio entre el ahorro y la inversión"

  • Rosa Mª García
    Consejera delegada de Siemens en España
    Miércoles, 18 de Enero del 2012
    Hotel InterContinental Madrid. Paseo de la Castellana, 49. Madrid

    Rosa Mª García, consejera delegada de Siemens en España, fue la ponente invitada al Desayuno de trabajo CEDE que se celebró el miércoles 18 de enero en Madrid. García reflexionó de manera global sobre la crisis económica señalando, según su punto de vista, algunos de los errores que se han cometido y se están cometiendo. Además también aportó posibles soluciones para mejorar la situación actual. El acto fue presentado por Juan Carlos Ureta, presidente del Instituto Español de Analistas Financieros. Las preguntas de los asistentes y de los internautas que siguieron el desayuno por Internet fueron moderadas por Ramón Adell, vicepresidente de CEDE. El convencimiento de que es posible salir de la crisis económica actual fue la primera idea que Rosa Mª García quiso transmitir a los asistentes al Desayuno de trabajo CEDE.

    La máxima responsable de Siemens en España animó a ‘afrontar la situación actual con esfuerzos renovados’ y se mostró convencida de que la personalidad, el talento y el talante español, el mismo que sacó adelante el país en otros momentos históricos, logrará que superemos la última parte de la crisis.

    García empezó su conferencia afirmando que ‘una empresa industrial debe encontrar el equilibrio entre el ahorro y la inversión’ y este mismo principio debería ser aplicado en la gestión económica del Gobierno. Por esta razón, los recortes de presupuesto se deberían hacer con el máximo cuidado e inteligencia y las inversiones deberían hacerse de manera diferente con la mirada puesta en el futuro. La ponente puso un buen ejemplo de ello relacionado con el gasto sanitario. Actualmente el 60% del gasto sanitario esta vinculado con los enfermos crónicos, y este se podría reducir si la inversión en prevención y detección de enfermedades aumentara.

    La segunda área de reflexión que abordó fue la globalización y la necesidad de aumentar las exportaciones. El mercado exterior funciona y España lo sabe, no en vano, es uno de los países más exportadores año tras año, muy cerca de Alemania. Tal como indicó García ‘Europa necesita a Europa’, ya que este continente es el mayor mercado del mundo, el que más importa y el que más exporta. No obstante, y cada vez en mayor medida, también ‘hay que prestar atención a los países emergentes’.

    El I+D fue otro de los temas a los que prestó mayor atención la ponente. ‘El I+D fue la gran promesa, todos decíamos que era lo más importante. Pero en momentos críticos es de donde más se recorta’, apuntó Rosa Mª García, tras recordar que el recorte en la inversión en I+D en los últimos años ha sido del 30%. ‘El I+D es muy importante ya que sin él no hay competitividad, sin él no podemos ser diferentes’.

    Otro tema de reflexión fue la educación. Según Rosa Mª García, la inversión en educación no se ha realizado correctamente, y aunque en la actualidad hay más universidades, estas no se sitúan ni entre las mejores de Europa ni entre las mejores a nivel mundial. Tampoco se ha promovido una educación más orientada hacia carreras técnicas, de manera que si ahora apostáramos por invertir en I+D no habría suficiente personal cualificado para trabajar en esta área. Otra de las mejoras que sugirió García es el currículo mixto, un método que también las empresas deberían potenciar y que permite que los alumnos puedan pasar horas lectivas en empresas adquiriendo conocimientos y experiencia.

    Rosa Mª García también se refirió en su ponencia a la problemática energética y animó a ‘pensar cómo innovamos y controlamos la energía en la industria’. Hay que cambiar el modelo energético, potenciar las energías renovables y exportar el excedente. Por ejemplo, generamos el doble de energía eléctrica que podemos consumir y que sería potencialmente exportable.

    En la conferencia también hubo lugar para algunas reflexiones sobre microeconomía que podrían ser de mucha utilidad para la mejora de la situación económica. Para empezar hay que tener en cuenta a las personas, a los empleados, porque ellos nos sacarán de la crisis. También hay que tener muy presente siempre a la innovación y potenciarla de todas las maneras que sea posible. La ejecución es otro punto importante que hay que cuidar y que los líderes empresariales deben tener en cuenta. Por su lado, el cliente es el centro, parte de la solución y con el que hay que establecer una relación a largo plazo. No hay que olvidarse nunca de la ética, puesto que no hay nada que valga más que nuestro sentido ético. Como último mensaje, García apeló a la solidaridad, tanto a nivel empresarial como a un nivel más práctico (invertir en deuda pública, comprar en los pequeños comercios…) y al crecimiento sostenible.

    Durante el turno de preguntas se trataron temas como la eficiencia energética, la reindustrialización, el papel de la pequeña y mediana empresa, el paro, la internacionalización y la educación.

    Documentos adjuntos

    Galería

    Vídeos