Desayunos de trabajo

"La inversión tecnológica e industrial contra el cambio climático debe favorecer a la economía española"

  • Teresa Ribera
    Secretaria de Estado de Cambio Climático
    Jueves, 10 de Septiembre del 2009
    Madrid
    La cumbre de Copenhague contra el cambio climático debe impulsar una nueva revolución tecnológica e industrial para mejorar a la sociedad y las condiciones del planeta. La Secretaria de Estado de Cambio Climático del Gobierno español, Teresa Ribera, cree que España debe aprovechar su buen posicionamiento y liderazgo en algunos sectores que tendrán un importante papel en el nuevo protocolo mundial que se acordará en diciembre. Teresa Ribera ha abierto el nuevo formato de los Desayunos CEDE, emitidos en directo por Internet y abiertos a preguntas de los internautas que fueron moderadas por Jorge Duarte, periodista y responsable de productos a medida de la editorial Wolters Kluwer (entidad colaboradora en esta nueva etapa de los Desayunos). El acto, que se celebró el pasado 30 de septiembre en Madrid, fue presentado por Alberto Andreu, director de Reputación Corporativa, Identidad y Medio Ambiente de Telefónica S.A. y moderado por Margarita de Cos, miembro de la Junta Directiva de la AED. Además, en la presentación del acto, el secretario general de CEDE, Josep M. Jordà, agradeció la incorporación de SEAT que, junto a Telefónica, pasa también a patrocinar los Desayunos de Trabajo.   (tiempo estimado de lectura: 4 minutos)

    La lucha contra el cambio climático necesitará grandes inversiones en el desarrollo de tecnologías e indústrias que ayuden a conseguir los objetivos marcados en la próxima cumbre del clima en Copenhague. En este nuevo modelo de crecimiento económico, España está muy bien posicionada. En diciembre de 2009, la capital de Dinamarca protagonizará un nuevo acuerdo que sustituya al actual protocolo de Kyoto. En estos momentos, los Estados Unidos, China e India se han sumado definitivamente a las posiciones favorables a la lucha contra el cambio climático. Así lo confirmó la secretaria de Estado de Cambio Climático del Gobierno español, Teresa Ribera, durante el Desayuno CEDE celebrado el pasado martes 30 de septiembre en Madrid, y emitido en directo por Internet desde la página www.desayunoscede.com.

    La cumbre de Copenhague deberá impulsar la necesidad de inversiones en la citada revolución tecnológica e industrial necesaria. Dicha revolución incluye tecnologías energéticas en el ámbito de las renovables y de la sostenibilidad, del consumo energético y de la gestión del agua.

    A su vez, la Secretaria de Estado de Cambio Climático destacó la necesidad de una fuerte alianza entre todas las administraciones, el sector privado y la ciudadanía para que haya conciencia de que el mensaje medioambiental es, en estos momentos, algo nada anecdótico que afecta tanto al proceso productivo, como a la distribución y al consumo.

    A nivel de cifras, Ribera recordó que se ha marcado un límite de calentamiento global no superior a los 2,5 grados centígrados en relación a la época pre-industrial, y reducir en 2050 al 50% las emisiones globales de dióxido de carbono en relación a 1990. Ello signfica que en 2050 las emisiones no deberían superar las 20 Gigatoneladas (Gt). De forma periódica, en 2020 deben ser inferiores a 44 Gt y en 2030 a 35 Gt.

    La situación actual, sumada al progresivo aumento demográfico y de consumo energético mundial, hace complicado, como recordó Ribera, emitir menos de 44Gt de CO2 para 2020 sin acciones concretas en, sobretodo, los países emergentes. Para ello, la Secretaria de Estado de Cambio Climático indicó que en parte los países industrializados deberán ayudar económicamente a los países emergentes.

    España sale reforzada

    Teresa Ribera destacó el buen posicionamiento de España para afrontar el reto tecnológico e industrial para cumplir los objetivos de Copenhague. En estos momentos, España cuenta con una gran presencia y liderazgo en sectores clave como las renovables o la mejora de la gestión de consumos energéticos y del agua. El reto es mantener dicha posición en los próximos años y aprovechar la circunstancia actual para el crecimiento de esa indústria y, por ende, de la economía nacional.

    Respondiendo a los internautas, la Secretaria de Estado de Cambio Climático se congratuló del discurso multilateralista de la administración Obama sobre el cambio climático, aunque considera que los Estados Unidos debe hacer un trabajo de concienciación nacional importante.

    Sobre China e India, Ribera confirmó que ambos países actúan ya como potencias industriales en tecnologías para la lucha contra el cambio climático, con grandes planes internos que facilitan la concienciación de otros países en desarrollo.

    Galería

    Vídeos