Desayunos de trabajo

“No hay fórmulas alternativas al método de mercado”

  • Antonio J. Zoido
    Presidente de BME, Bolsas y Mercados Españoles
    Viernes, 15 de Diciembre del 2006
    Madrid
    Gracias a los medios de comunicación, los movimientos de los índices bursátiles han pasado a estar integrados en el ritmo de la vida diaria de muchas personas, mientras que antes la información de la bolsa era de carácter elitista. Esto es lo que afirmó el presidente de Bolsas y Mercados Españoles - BME, Antonio J. Zoido, durante el Desayuno de Trabajo de CEDE celebrado en Madrid el pasado 15 de diciembre, durante el cual presentó los factores que, según él, han permitido que el mercado de valores sea una condición sine qua non para cualquier economía. El acto fue presentado por el presidente del Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF), Xavier Adserà, y moderado por José Antonio Rodríguez Gil, miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Ejecutivos de Fianzas (AEEF) y tesorero de CEDE. Posteriormente, participaron en el coloquio a través de videoconferencia los asistentes en las ciudades de Barcelona, Palma de Mallorca, Murcia, Málaga, Logroño y Girona.   (Tiempo estimado de lectura: 4 minutos)

    Zoido destacó en su conferencia que las familias españolas poseen más del 26% de la bolsa, algo que no tiene nada que ver con la situación que se vivía en España hace 10 o 15 años, cuando la bolsa era para unos pocos. El presidente de BME afirmó que la información bursátil está ahora al alcance de todo el mundo, ya que para los medios de comunicación la bolsa supone una fuente de noticias constantes, que genera un movimiento continuo de precios. Zoido comparó el interés suscitado por parte de la prensa hacia la información bursátil con la presencia de las noticias deportivas, ya que los dos tipos de información suponen una parte esencial del contenido de muchos medios de comunicación hoy en día.

    Pero la conferencia de Antonio Zoido se centró en la desaparición de las restricciones ideológicas y tecnológicas, los dos factores que según él han permitido esta evolución del mercado de valores hasta convertirse en condición sine qua non para cualquier economía de mercado. Estos factores han permitido que países con economías planificadas, como China, presenten una estructura de mercado de acciones con el que pretenden aproximarse a las normas integrantes de las economías de mercado más avanzadas. Ante esto, Zoido afirmó que si un país “no tiene un mercado de valores creíble, ese país pierde credibilidad”.

    En cuanto a la desaparición de las restricciones ideológicas, Zoido destacó dos acontecimientos que abrieron claramente paso a la convicción de que no hay fórmula alternativa al método de mercado: la caída del muro de Berlín, y la evidencia del fracaso de las economías planificadas. Según el presidente de BME, “incluso en países en los que no se da la inquebrantable unión entre democracia política y economía de mercado, a lo que no se renuncia es al mercado”.

    Por otro lado, la desaparición de las restricciones tecnológicas ha favorecido de forma espectacular el desarrollo de los mercados. El ritmo de cambio e innovación se ha acelerado, y los cambios tecnológicos han afectado a las capacidades de todos los mercados para acceder y ser accedidos de modo prácticamente global. Zoido destacó la evolución de algunas de las instituciones que se responsabilizan del funcionamiento de los mercados. En este sentido, destacó la contratación electrónica como unos de los debates mejor resueltos, ya que todos los mercados relevantes excepto Nueva York son electrónicos, aunque pueden mantener algunas estructuras no electrónicas.

    Durante el coloquio, que se produjo una vez finalizada la conferencia, el presidente de BME puso de relieve que España es el segundo mercado europeo en salidas a bolsa, y que esto está relacionado con el crecimiento económico de nuestro país por encima de la media europea en estos últimos 10 años. Así, las empresas españolas están siendo protagonistas de grandes operaciones en todo el mundo.

    Antonio Zoido también aclaró que un mercado de valores a través de la red sin intermediarios sería por ahora muy complicado, ya que tal como están planteados los mercados, todavía no existe ningún mercado que pueda prescindir de estos intermediarios. Pero la puerta está abierta al futuro.

    Galería