Desayunos de trabajo

“La riqueza más importante de un país es su capital humano”

  • José María Fidalgo
    Secretario general de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CC.OO.)
    Miércoles, 15 de Septiembre del 2004
    Hotel Ritz de Madrid
    El secretario general de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CC.OO.), José María Fidalgo, piensa que es una obligación de los gobiernos invertir en formación e I+D+i, ya que ésta es la mejor manera de crear ventaja competitiva. Así lo afirmó Fidalgo en el transcurso del Desayuno de Trabajo de CEDE celebrado el 15 de septiembre en el Hotel Ritz de Madrid. El presidente de CEDE, Isidro Fainé, efectuó la presentación del ponente invitado, definiendo a José María Fidalgo como una persona abierta y dialogante. Una vez acabada la intervención del secretario general de CC.OO., tuvo lugar el habitual turno de intervenciones desde las diferentes sedes donde fue seguido el acto por videoconferencia: Barcelona, Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria y Girona. El encargado de moderar este coloquio fue Antonio Barba, presidente de la Asociación Española de Dirección de Personal (AEDIPE), entidad confederada a CEDE.  

    El secretario general de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CC.OO.), José María Fidalgo, piensa que es una obligación de los gobiernos invertir en formación e I+D+i, ya que ésta es la mejor manera de crear ventaja competitiva. Así lo afirmó Fidalgo en el transcurso del Desayuno de Trabajo de CEDE celebrado el 15 de septiembre en el Hotel Ritz de Madrid. El presidente de CEDE, Isidro Fainé, efectuó la presentación del ponente invitado, definiendo a José María Fidalgo como una persona abierta y dialogante. Una vez acabada la intervención del secretario general de CC.OO., tuvo lugar el habitual turno de intervenciones desde las diferentes sedes donde fue seguido el acto por videoconferencia: Barcelona, Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria y Girona. El encargado de moderar este coloquio fue Antonio Barba, presidente de la Asociación Española de Dirección de Personal (AEDIPE), entidad confederada a CEDE.

    Para José María Fidalgo existe una conexión entre empleo, productividad y cohesión social de vital importancia para el país. Según Fidalgo, “el empleo estable, seguro y con derechos es la manera más eficiente en términos económicos y sociales de seguir incrementando y de seguir repartiendo la riqueza que se genera. El empleo bien remunerado y, por tanto, productivo y generador de riqueza, es la clave para dotarnos de las políticas públicas necesarias sin incrementar la presión fiscal”. El Secretario General de CC.OO. detalló que estas políticas públicas han de centrarse en la inversión productiva por un lado, y en la cohesión social por el otro. “Las inversiones que necesita nuestro país son en seguridad del capital humano”, aseguró Fidalgo.

    En este sentido, Fidalgo criticó la poca inversión que se hace en capital humano en España, tanto a nivel público como privado. En su opinión, los capítulos presupuestarios en educación y en I+D+i de los últimos años, así como las inversiones que hacen las empresas, son insuficientes. Estas lagunas tendrán repercusiones dentro de unos años, advierte. De hecho, según Fidalgo en el futuro se deberá aprobar la asignatura de la productividad, materia en la cual nuestro país tiene déficit. El máximo responsable de CC.OO ha afirmado que “somos un país que, a pesar de haber creado mucho empleo, tiene la tasa de paro más alta de la Unión Europea. Además, la tasa de empleo temporal y precario es el doble de la media de la UE. La tasa de actividad femenina también es muy baja en relación a nuestros socios comunitarios y nuestra balanza comercial que compone un déficit de 4 puntos del PIB, aproximadamente.”

    El nuevo escenario europeo

    José Maria Fidalgo también remarcó que en la ampliación de la Unión Europea se han incorporado países donde producir es mucho más barato que en España. En este sentido, el líder de CC.OO. cree que “la necesidad de reducir salarios y bajar costes laborales revela una falta de competitividad y afecta a la prosperidad de un país”. Además los países del Este, recordó Fidalgo, “están invirtiendo muchísimo más que nosotros en políticas de excelencia del capital humano”.

    España aún puede reaccionar porque sigue estando por encima de estos países en cuanto a la calificación de los trabajadores y otros valores relacionados con el capital humano. No obstante, el Secretario General de CC.OO. lamentó que el anterior Gobierno no aprovechara el ciclo económico favorable para invertir en este tipo de políticas. “La riqueza más importante de un país es su capital humano, es la primera ventaja competitiva porque influye decisivamente en que el otro capital arraigue aquí o se marche a otro lugar”, aseguró.

    También hizo mención sobre la declaración que firmaron los dos sindicatos mayoritarios con las organizaciones empresariales y el Gobierno el pasado 8 de julio. Según José María Fidalgo, en este documento (recogido en el boletín de CEDE de la semana pasada) “se recoge el mayor trabajo que debe hacer este Gobierno”. A partir de este documento se han constituido diversas mesas de negociación para desarrollar los puntos que se recogen. En una de ellas se trata de la reforma de la Seguridad Social, donde no se ha consensuado la subida de las pensiones decretada por el Gobierno. Una medida que desde CC.OO. han aplaudido aunque hubieran preferido discutir la iniciativa en la mesa para poder considerar todas las reformas en su conjunto. La atención a las personas dependientes es otra cuestión en la agenda de esa mesa.

    Fidalgo también se refirió a la mesa encargada de la inmigración, que debatirá el reglamento de la ley de extranjería y el proceso de regularización extraordinaria que ha propuesto el Gobierno. A este propósito ha remarcado que la inmigración bien regulada es una oportunidad, pero que también puede entrañar riesgos para el mercado laboral de España.