Comisiones de trabajo

Comisión Para El Desarrollo De La Función Directiva

  • Los directivos, en unos momentos en los que la incertidumbre generalizada se presenta como más peligrosa que los riesgos que se atisban, han de seguir siendo los visionarios que vean más allá de las dudas y tengan la perspicacia imprescindible para bocetar los escenarios del mañana. Para lo que tienen que coincidir la serenidad que inspira confianza, con la sensibilidad para presentir lo que otros no notan.
    José Manuel Morán Presidente
    "Van a ser las nuevas actitudes de las personas y las capacidades ampliadas de máquinas y programas las que determinarán el éxito de las nuevas iniciativas empresariales y la continuidad de las ya establecidas."

    Al inicio del 2015 empezó a ser un lugar común el afirmar que se vivía en medio de la vulnerabilidad, la ambigüedad y la incertidumbre. Con lo que de inseguridad conllevaban tales percepciones. Consecuentemente, la acción directiva del futuro tendría que aplicarse en encontrar nuevos modelos de actuación ante las continuas rupturas de los procesos conocidos con anterioridad.

    A ello contribuyen las suspicacias que hay sobre los anunciados crecimientos de algunas economías asiáticas, la persistencia de los endeudamientos de otras más avanzadas y el envejecimiento de las poblaciones más consumistas. Sin que a ello deje de añadirse el desconocimiento que hay sobre cómo serán las transiciones hacia economías más digitalizadas. O como se articularán otras andaduras en pos de las economías hipocarbonicas que reclama la lucha contra el cambio climático. Dudas, en definitiva, sobre la continuidad o no de los negocios conocidos y vértigo ante unas aceleraciones insospechadas en los ritmos de cambio de toda índole.

    Amén de tener que estar expectantes ante los valores que inspiran e inspirarán el comportamiento de las generaciones que llegan a las empresas después de haber crecido en medio de la hipercomunicación que facilitan las redes sociales.

    Estas panorámicas hacen que la labor directiva hoy resulte algo más complicada que lo que se había conocido hasta ahora. Por lo que convendría actualizarla abriéndola a otros escenarios y maneras de forma que se afiance la perspicacia para saber qué es lo que llega y que habrá que dirigirse. Hoy esa ampliación pasa por aprender a ver en lo desconocido. Que es tanto como tratar de entender que hay detrás de las nuevas revoluciones 4.0 que seanuncian y que va a significar la llegada de los millennials a las plantillas. Pues van a ser las nuevas actitudes de las personas y las capacidades ampliadas de máquinas y programas las que determinaran el éxito de las nuevas iniciativas empresariales y la continuidad de las ya establecidas.

    Ante tales desafíos es preciso que quienes dirigen se reafirmen en sus convicciones y autoestimas, para decirse a sí mismos que son capaces de ser los visionarios que todos esperan tener al frente de las organizaciones. Y que, a su vez, son capaces de seguir esbozando estrategias, aun a sabiendas de lo difícil que será determinar objetivos precisos y tener seguridad de poder contar con los recursos adecuados a las nuevas circunstancias a encarar.

    Para ello habrán de cultivar la serenidad para irradiar confianza y esmerar sus sensibilidades para percibir las tenues señales de lo que llega. Además de acrecentar sus sagacidades para ver donde otros no ven.

    Tendrán, consecuentemente con lo anterior, hacer de esas sagacidades perspicacias operativas que resulten palpables y creíbles para quienes colaboran con ellos en sacar adelante sus empresas. Necesitarán, en definitiva,

    gozar de la ilusión de seguir haciéndose preguntas sobre dónde encontrar el éxito, de forma que con ello se sientan vivos ahora y con el coraje suficiente para seguir vivos liderando el mañana en medio de las brumas, los miedos y lo inexplicable. Derrochando con ello la esperanza de saber que cualquier encrucijada y dificultad encierra más oportunidades que amenazas. Y que ellos, con su espíritu emprendedor, podrán concitar el esfuerzo y la creatividad de sus equipos para hacerse con ellas.