Artículos

Gestionar sin encasillar

  • Jueves, 9 de Julio del 2020 ESADE DoBetter

    Las personas deben absorber una gran cantidad de datos, de forma desordenada e imprevisible. El siguiente paso es estructurarlas y redirigirlas hacia decisiones correctas. Ello hace que nos acostumbremos a categorizar la información. Esta propensión excesiva a categorizar puede ser errónea para, precisamente, tomar decisiones. Según cómo clasifiquemos los datos que recibimos podemos desplazar equivocadamente el ámbito de aplicación.

    En este artículo se profundiza en los principales errores de la categorización para la gestión, y en cómo evitarlos. Porque, el objetivo es conseguir que haya un punto de mira más amplio a partir de los datos -no reduccionista-, más focalizado, no discriminatorio y sin que queden cabos sueltos por estar encasillados en una categoría equivocada.