Artículos

Innovación y ética

  • Jueves, 6 de Febrero del 2020 Fast Company

    La ética de la innovación ha entrado en la agenda de las instituciones y las universidades. Algunas empresas ya lo incorporan en sus procesos innovadores. El punto de partida está en la generación y gestión de datos que permiten las nuevas tecnologías, tanto en la producción como en la interacción con lo usuarios. Lo importante del concepto es apartarse de la idea de si esa innovación es buena o mala. La pregunta debe ser si es aceptable éticamente.

    Este artículo argumenta la necesidad de integrar dos principios nuevos en las empresas. El primero es el de establecer marcos corporativos que incluyan la evaluación ética de los proyectos de innovación -algo regulado desde hace muchos años en el sector sanitario, por ejemplo-. El segundo principio es que la evaluación ética en los ámbitos tecnológicos debe recaer sobre personas independientes a los intereses de las organizaciones.