Opinión

Beneficios de la Reforma Fiscal para la economía española

  • Jueves, 21 de Septiembre del 2006 Rubén Candela Ramos Presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales

    La nueva Reforma Fiscal planteada por el Gobierno se encuentra actualmente en trámite parlamentario, y gira en torno a dos temas básicos: la reforma de los impuestos personales sobre la Renta, IRPF y Sociedades, y la prevención del Fraude Fiscal. En este trámite, CEDE y la Comisión Jurídico-Fiscal de la Asociación Española de Directivos han formulado una serie de propuestas que explica Rubén Candela.

    ¿Qué beneficios tiene para la economía española la Reforma Fiscal?

    La Reforma fiscal actualmente en trámite parlamentario gira sobre dos figuras básicas: reforma de los Impuestos personales sobre la Renta, IRPF y Sociedades, y Prevención del Fraude Fiscal. A nuestro juicio, la reforma del IRPF no debe tener efectos macroeconómicos significativos por cuanto se limita a dar unos retoques al impuesto redistribuyendo la carga tributaria en mayor o menor medida según los distintos tramos de renta. Sí es verdad que los cambios en la tributación del ahorro deben contribuir a mejorar la eficiencia de los mercados financieros, pero no creemos que vaya más allá. En cuanto a los efectos del proyecto de lucha contra el fraude sólo serán positivos si se ponen suficientes efectivos de la Agencia Tributaria al servicio de su cumplimiento.

    ¿Cómo valora los distintos cambios en el Impuesto sobre Sociedades?

    Existen distintos modelos en el Impuesto sobre Sociedades. Tipos más elevados coexistiendo con un sistema de deducciones para determinadas actividades o bien supresión total de deducciones con tipos más bajos. En España se optó en principio por este último modelo bajando los tipos y proponiendo una eliminación indiscriminada de las deducciones. Pese a determinadas corrientes doctrinales, que respetamos, pensamos que es positiva la bajada de tipos pero contraproducente anular su efecto con la eliminación de las deducciones, puesto que de hacerlo así, estamos transfiriendo carga tributaria desde las empresas menos eficientes hacia las que lo son más.

    ¿Era necesario mantener las deducciones empresariales por I + D y por reinversión de plusvalías?

    En nuestra opinión, muy conveniente. En el primer caso, porque se trata de actividades vitales para nuestra economía, donde se innova poco y se investiga poco, y el Estado debe contribuir a fomentar dichas actividades. Otra cosa es que se regule bien la deducción para evitar supuestos abusivos. En el segundo caso porque hacer tributar al tipo general plusvalías procedentes del inmovilizado que se reinvierten en la misma empresa puede suponer un importante freno a procesos de modernización empresarial de los que también estamos bastante necesitados.

    ¿Cuáles son las propuestas que han formulado al Gobierno la comisión fiscal de CEDE y la comisión jurídico-fiscal de AED?

    Sin perjuicio de la intervención y apoyo a iniciativas como el mantenimiento de la deducción por reinversión, la mejora del trato a los planes de pensiones o el establecimiento de un régimen “de salida” para las sociedades patrimoniales, la tarea de la Comisión se centrado en dos líneas que afectan directamente a la fiscalidad de los directivos.

    La primera de ellas es la solicitud de deducibilidad en el IRPF de  los importes dedicados por estos profesionales a su formación especializada (postgrados y masters), al entenderse la misma como esencial para mantener su empleabilidad y cualificación.

    Un segundo aspecto destacado lo constituye la solicitud de exención de determinadas rentas obtenidas por los trabajadores expatriados que tienen su origen en la prestación de servicios personales en el extranjero, extendiendo la misma a los casos de internacionalización de empresas residentes en España, en lógica coherencia con los objetivos de apoyo a la salida hacia el exterior de nuestras empresas, con todos los límites y las garantías de control necesarias, y con una redacción que permita corregir determinadas disfunciones técnicas que se generan con la regulación actual.