Opinión

Todo un ejemplo

  • Jueves, 28 de Mayo del 2015 Rafael Carcedo de Pero-Sanz Presidente de Icade Asociación

    En la portada de un periódico de tirada amplia, hace unos días , aparece una foto en la que se aprecian las ruinas de unas humildes chabolas, pasto de los terremotos salvajes de Nepal.

    Ante las ruinas surge un niño, no mayor de cinco años, abrazando un fajo de libros destartalados y sucios; único tesoro que esa pobre criatura logró salvar de aquel caos sísmico...lo demás , para él tenía un secundario valor...pero sus libros eran su único soporte para revivir y olvidar.

    Ese niño, apenas sabía leer y acababa de perder a sus padres , enterrados entre miserias de ladrillo.

    Pero él, quizás esperará , algún día, encontrar las causas de semejantes desgracias y prevenirlas como hacen los países ricos.

    En unos tiempos en los que la voluntad no pasa por sus mejores momentos, pues se trueca por la indolencia y comodidad facilona, esta escena nos quema.

    Nos hace sentir protagonistas de la cadena de reveses que siempre sufren quienes poseen débil arnés. Pero ni por esas reaccionamos, intentando, al menos paliar los efectos de unos destinos que parecen prefijados por providencias de casino.

    Ese niño que abraza sus libros, dándose tiempo a la profunda tristeza y lágrimas de unos seres que de repente han desaparecido de su vida, representa el fiel retrato de un santo inconformismo: el afán de levantar cabeza.

    ¡Ojalá lo consiga y nos lo cuente algún día!

    Nota: Si deseas ayudar a los damnificados de Nepal puedes mandar un SMS con "Ayuda a Nepal" al 28077 o hacer una donación a la cuenta siguiente:

    c/c BCO. SANTANDER,  IBAN ES21-0049-5104-11-2016063667 de Mensajeros de la Paz