Pilar Gómez-Acebo, miembro del Consejo Directivo de la Fundación CEDE

15/04/2020

Link entrevista

________________________________________________________________________________

¿Cómo está afectando esta situación a su entidad y a su sector?, ¿qué repercusiones prevé? 

En la actividad de servicios profesionales, si bien ha afectado, de inmediato los recursos tecnológicos, han permitido solventar muchas actividades, si bien una gran parte de ellas serán de dudoso cobro. En cuanto al medio y largo plazo, después del frenazo se reducirán muchas de las actividades programadas, otras quedarán incorporadas a la vía telemática y también limpiará el mercado de mucho humo y marketing en vacío, que se contrataba en base al buenísimo que entretenía y no se traducía en ningún giro, ni de actuación ni de comportamiento. 

 

En el contexto actual, ¿cómo se puede mantener la confianza en los mercados?, ¿y dentro de la empresa? 

La confianza se construye de lo individual a lo general y necesita medio largo plazo para afianzarse. Salvo aquellos que nunca aprenden de lo que les pasa, el inicio, lento pero seguro, serán las actuaciones basadas en hechos ciertos y fiables, las que restablezcan relaciones de confianza. El mercado intentará aprovechar para que no se produzcan, pues no son las reglas del juego que venían haciendo uso y continúan haciéndolo, aquellos que ya están beneficiándose de esta crisis. Se dará de nuevo este doble escenario, que depende del verdadero aprendizaje interior que se produzca, para que se decante mayormente hacia una nueva forma de hacer negocio generando riqueza, o, volvamos rápidamente, bajo la falsa necesidad de salir cuanto antes de la crisis, a ganar dinero como prioridad. 

Subsistirán al duro momento inicial, los que teniendo y ejerciendo como causa la generación de riqueza, vayan ganando dinero inicialmente escaso, pero duradero en el tiempo. 

 

¿Existen diferencias y semejanzas entre cómo ejercer el liderazgo en un entorno de alarma social como el actual y otras situaciones? 

Cambia más el CÓMO se ejerce que el QUÉ. Suele haber perfiles más orientados a relanzar y otros más a consolidar. El factor común que se necesita es establecer geoestrategias que, desde el plazo inmediato, vayan depositando claves de actuación para el medio y largo. 

Esto, más que un perfil, es un estilo de quién se apoya en los demás y confía en ellos a través de la exigencia generosa para el medio y largo plazo. 

 

Desde su experiencia, ¿qué recomendaciones daría a los directivos para gestionar la coyuntura actual? 

Más que recomendaciones, reflexión conjunta sobre la necesidad de dejar de ser tan expertos en derechos y privilegios para contrabalancear hacia los deberes personales y grupales, que exigen levantar la vista de nuestro ombligo y saber la realidad en la que estamos inmersos más allá de nuestra burbuja privilegiada. Nos habían “handicapado” hacia nuestro exclusivo bienestar, que no bien-ser, y disparado los egos que permitían justificar lo nuestro, sin mirar repercusiones más allá de nuestro entorno directo. 

Generosidad inteligente que permite actuar con horizonte de medio y largo, el momento inmediato. Ello se traduce en actuar y decidir DESDE el SER interior, PARA en consecuencia, volver a TENER y no al revés cómo veníamos haciendo. 

Desde aquí, el éxito, como se ha demostrado en los verdaderos casos de éxito que no asoman a primera fila nunca, está asegurado por “física cuántica”. 

A partir de este momento, lo que si vamos a tener, es unos a otros, para aquellos que sepan SER.