Senén Pájaro, presidente de AFSM

02/04/2020

Link entrevista

________________________________________________________________________________

¿Cómo está afectando esta situación a su entidad y a su sector?, ¿qué repercusiones prevé? 

A AFSM, la Asociación de Directores de Servicio, nos ha afectado forzándonos a aplazar varios eventos programados para marzo y abril. Existe la posibilidad de que tengamos que aplazar también otros previstos para mayo y junio. Todo depende de la evolución del estado de alarma. 

Estamos incrementando el número de eventos digitales. Hemos impartido 10 conferencias-webinar, todas ellas relacionadas con temas de servicios TIC. Las reuniones de la Junta Directiva las estamos realizando por videoconferencia. La digitalización nos permite seguir funcionando. 

La repercusión de esta pandemia, sin duda, va a ser de extraordinaria importancia, tanto por las victimas que está produciendo como por el impacto económico y social. Con toda seguridad podemos decir que habrá un antes y un después. Espero que cuando pase hagamos un análisis pormenorizado de los aciertos y errores que hemos cometido y seamos capaces de hacer un plan serio que nos permita abordar futuros casos. 

El sector servicios TIC es de importancia estratégica porque todas las organizaciones basan su funcionamiento en infraestructuras TIC. Por ello, nuestros departamentos de servicio TIC, con las precauciones que el COVID-19 nos obliga a tomar, siguen funcionando para que nuestros clientes sigan atendiendo a sus compromisos. 

El servicio se presta teniendo en cuenta lo siguiente: 

- Se dota a los técnicos con la protección adecuada. 

- Se diagnostican todas las incidencias de forma remota y se resuelven todas las posibles para evitar los desplazamientos de los técnicos. 

- Si es necesario, se envía al técnico con los repuestos adecuados. 

- La logística de repuestos es un elemento esencial para el éxito de la intervención del técnico, por eso se está gestionando con un cuidado extremo. 

 

En el contexto actual, ¿cómo se puede mantener la confianza en los mercados?, ¿y dentro de la empresa? 

La confianza en los mercados es muy difícil de mantener, máxime teniendo en cuenta que no conocemos con seguridad la duración de esta pandemia. Para minimizar los efectos creo que se necesita más apoyo de la Unión Europea. 

Dentro de la empresa, se debe maximizar el cuidado de los empleados y la atención a los clientes. La experiencia de empleados y clientes es esencial para afrontar el futuro con posibilidades de éxito. La comunicación interna y hacia los clientes es fundamental para mantener la confianza.

 

¿Existen diferencias y semejanzas entre cómo ejercer el liderazgo en un entorno de alarma social como el actual y otras situaciones? 

Liderar es convencer a tus colaboradores acerca de los objetivos, las estrategias para lograrlos, los recursos disponibles y su gestión. El liderazgo es siempre un elemento fundamental para el éxito de cualquier organización en cualquier circunstancia. 

En situaciones como la actual, la importancia del liderazgo es aún mayor. Los recursos humanos se mueven con restricciones y, sobre todo, con temor. Por ello han de percibir que se toman todas las medidas necesarias para que se sientan protegidos e informados, de tal forma que puedan ejercer sus responsabilidades a pleno rendimiento. En estas circunstancias es vital liderar con el ejemplo. La comunicación permanente, agradecer los esfuerzos que se realizan y hacer sentir la presencia del líder en todo momento es vital para mantener el ánimo del equipo.

 

Desde su experiencia, ¿qué recomendaciones daría a los directivos para gestionar la coyuntura actual? 

- Mantener por videoconferencia cuantas reuniones 

informativas sean necesarias. 

-Dotar a los técnicos con los EPI más adecuados. 

-Poner en marcha procedimientos que garanticen una 

operativa eficaz y eficiente.

-Recomendar que se resuelvan todas las incidencias posibles de forma remota, sin necesidad de desplazar a un técnico. Esto es fundamental para minimizar riesgos. 

-Diagnosticar de forma remota todas las incidencias con el fin de utilizar solo los repuestos necesarios, dadas las dificultades logísticas que existen. 

-Hacer actos de reconocimiento frecuentes para mantener alta la moral.